OPD Salamanca busca crear Diagnóstico de Infancia con aplicación de encuesta

Iniciativa se desarrollará hasta los últimos días de enero con el fin de elaborar un instrumento que guíe las acciones de la Oficina de Protección de Derechos de niños, niñas y adolescentes de nuestra comuna.

El pasado viernes 20 de enero, la Oficina de Protección de Derechos de niños, niñas y adolescentes (OPD) de la comuna de Salamanca inició una campaña para elaborar, a partir de una encuesta masiva, un diagnóstico de infancia que permita sentar las bases de las principales acciones a desarrollar.

Al respecto, la coordinadora de la OPD Alejandra Vargas, explicó que “dentro de las actividades que desarrolla  el área intersectorial está la aplicación de encuestas a la comunidad para crear el diagnóstico comunal de infancia, lo que se transformará en un instrumento sumamente importante ya que nos dará los lineamientos para trabajar y desarrollar acciones desde una mirada territorial y en conjunto con las familias”.

De manera paralela a esta iniciativa, que se aplicará hasta los últimos días de enero, se desarrolla la campaña de verano “Protegemos Nuestros Derechos”, que consta de la difusión y promoción de los derechos de niños y niñas y de la entrega de una serie de recomendaciones a tener en cuenta el verano, una de ellas es “mantener a la mano los número de teléfonos de emergencias y servicios de asistencia médica”.

Contar con una OPD en nuestra comuna resulta fundamental para enfrentar la vulneración de los derechos de niños y niñas, puesto que “es un espacio local al cual las personas pueden acceder para plantear y manifestar sus problemáticas derivadas de la vulneración de derechos, maltratos físicos o psicológicos o negligencias, un espacio que además cuenta con variados profesionales para entregar todo el apoyo a nuestros vecinos”, finalizó su coordinadora.

De esta manera los vecinos de Salamanca podrán no sólo participar en la elaboración del diagnóstico comunal de infancia, sino también de las denuncias de situaciones que vulneren la integridad física y psicológica de nuestros niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *