IMG_5506-2

Agricultores presentaron en Comisión de Agricultura del Senado sus propuestas para una mejor Reforma al Código de Aguas

El proyecto de Reforma al Código de Aguas que se encuentra en análisis por las Comisiones del Senado antes de discusión en sala, genera en los agricultores varias inquietudes que fueron planteadas por once organizaciones del país.

La Comisión de Agricultura del Senado conformada por los Senadores José García Ruminot, Felipe Harboe, Manuel Matta, Víctor Pérez y Rabindranath Quinteros, recibieron a un grupo de organizaciones de agricultores y usuarios de agua que presentaron sus observaciones a la Reforma del Agua.

Las principales preocupaciones planteadas tienen relación con la posibilidad de que se generen derechos que pasen a ser concesiones temporales, el plazo de la regularización de derechos de agua otorgado por la reforma y que es considerado insuficiente, y la pérdida de algunas facultades de las organizaciones de usuarios de agua (juntas de vigilancia y asociaciones de Canalistas) , entre otras.

María Inés Figari, Presidenta de Sociedad Agrícola del Norte manifestó sentirse esperanzada de que las consideraciones de los agricultores sean  incorporadas en una mejora de la propuesta de ley. “Tuve la oportunidad de hablar personalmente con Carlos Estévez, Director Nacional de DGA y me parece que hemos logrado que tengan la capacidad de escucharnos y hemos podido exponer nuestros puntos de vista para tomar decisiones que nos convenga a todos. No hay que olvidarse que la agricultura nos da alimentos a todos, no la podemos perder”.

La presidenta de SAN agrega que “siempre he dicho que necesitamos la agricultura y nadie va a querer ser agricultor si cambian las reglas, son muchos los riesgos y muchos los problemas, por lo tanto, nosotros necesitamos seguridades y Carlos Estévez hoy tiene una nueva opinión para dar seguridad y tiene en cuenta la inscripción de los derechos, en casos como las herencias de aguas, por ejemplo, que los regantes pueden comprobar con cada Junta de Vigilancia para agilizar el trámite. Hoy salgo muy tranquila porque es el grueso de las organizaciones de agricultores y Juntas de Vigilancia que tenemos la misma inquietud”.

Onofre Juliá, Presidente de la Junta de Vigilancia de Río Rapel señala que “nosotros hicimos un alcance sobre las diferencias que había entre las distintas cuencas y claramente nosotros estamos en desmedro de la zona sur porque debemos realizar obras para poder conducir las aguas. En segundo lugar, deben fortalecerse las Juntas de Vigilancia porque hoy hay una desconexión entre la DGA y  las Juntas de Vigilancia y eso no conduce a tener una buena distribución. En cuanto al caudal ecológico, nosotros tenemos caudales sobre los tranques de regadío con caudales mínimos  que salen de la cordillera, por lo tanto, no se puede exigir caudal ecológico en una región donde no existen, tienen que regularse en el marco de las temporadas que vienen.  La ley tiene que ser aplicable tanto en el norte como el sur del país”.

En tanto, la Presidenta de la Junta de Vigilancia de Río Illapel, Marcela Jeneral, destacó que “en la cuenca de Illapel, tenemos un gran porcentaje de derechos no regularizados o que están en sucesión. Para mí es un tema importante y creo que coincidimos con varias Juntas hoy en cuanto a la modalidad que van a tomar estos derechos una vez que la reforma entre en vigencia. Siempre hemos trabajado con derechos perpetuos y no tiene sentido convertirlos en derechos temporales”.

Durante la sesión realizada el 4 de diciembre, expusieron Sociedad Agrícola del Norte A.G, la Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén y las Juntas de Vigilancia de los ríos: Chillán; Diguillín; Illapel, Longaví, Maule, Ñuble, Rapel, Tinguiririca y III Sección Río Aconcagua.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *